Archivo de la categoría ‘Miscelánea’

Celebramos nuestro pasquín número 4. ¿Vendrás?

Domingo, 11 de Julio de 2010

party4

“¿Vacaciones, dice? No, qué va. Discóbolo, pasquín musical del underground famoso, no ha parado un solo día desde que publicara su último número, aquel glorioso number three del verano pasado. ¿Y qué ha sido de la Música desde entonces? Los Discobólicos, ¿qué se hicieron?…”

Con estas palabras empieza el número 4 de tu pasquín favorito. Celebraremos su primer año de vida –o su Resurrección, según se mire– con una party en la Sala El Cachorro, donde nuestra primera criatura echara a andar, do you remember?

Será el próximo jueves 15 de julio, a las diez de la noche, en la Sala El Cachorro. La entrada es libre. ¿Qué más quieres?


Ver mapa más grande

Y actúa Lullavy para nosotros…

June

Domingo, 4 de Julio de 2010

I’m Sun Ra… & Gianluca Petrella Cosmic Band

Lunes, 28 de Junio de 2010

Be true to your school (y 2)

Miércoles, 23 de Junio de 2010

deadmanbones452

Como decíamos ayer, la música es una herramienta estupenda para educar… ya que no para dar dinero (es broma, niños y mayores, no hagáis caso a esto). Hay algunos ejemplos recientes que la genial idea del Colegio Huerta Santa Ana nos ha traído a la mente. Con lo que cuesta traer algo.

El más llamativo es Dead Man’s Bones (2009), álbum de debut para un proyecto homónimo que han puesto en pie el actor Ryan Gosling y su colega Zach Shields. Para la grabación, contaron con las voces del Coro Infantil del Conservatorio Silverlake, centro fundado por el mismísimo Flea, de Red Hot Chili Peppers. Este trabajo, en cuya entrañable portada nos encontramos a los chicos y chicas del Silverlake disfrazados como en Halloween (incluyendo a un Eduardo Manostijeras que ayuda a captar el alma del disco), destaca por su aproximación pop a las temáticas góticas: amor, muerte, amor después de la muerte y, en definitiva, amor por la muerte.

Un debut algo irregular para este discobólico, pero sin duda sugestivo, con momentos sobrecogedores como el de los niños gritando a pleno pulmón My body’s a zombie for you!, en la canción del mismo título.

Y hablando de música impúber, no podemos obviar una obra clásica como la de The Langley School Music Project y su recordado Innocence & Despair (2001), recopilación de los temas registrados en sendos LP’s allá por 1976 y 1977. Esta iniciativa, que protagonizaron los alumnos de la escuela canadiense Langley (y que fue grabada ¡en un gimnasio!), confió a sus candorosas voces una colección de versiones de grandes éxitos pop, con temas de gente como The Beach Boys, David Bowie o The Beatles. El resultado no defraudó a nadie, e incluso recientemente (si nos fiamos de la Wikipedia) el cineasta Spike Jonze puso este disco como ejemplo de “sencillez y complejidad emocional” al encargar a Karen O la banda sonora de la arriesgada y rugidora Donde viven los monstruos.

En fin que, como decían los citados Beach Boys, Be true to your school (“Sé fiel a tu escuela”) y reza para que te toque eso que llaman un profesor enrollado.

Bruno Padilla

Be true to your school (I)

Miércoles, 16 de Junio de 2010

We do Chemistry, Biology and Maths
I want Poetry and music and some laughs.

(Belle & Sebastian, “Family Tree”)

¡Belle & Sebastian en Sevilla! O mejor aún: ¡Belle & Sebastian en las escuelas!

El soñado titular se ha hecho realidad audiovisual en el Colegio Huerta Santa Ana de Gines, donde un profe de inglés ha ideado un maravilloso lipdub sobre la canción “The blues are still blue” del grupo de Glasgow. La buena educación, se diría.

“Idea: Carlos J. Trujillo”, rezan los créditos de semejante hallazgo. Y este discobólico recién aterrizado, lleno de curiosidad ante este ejercicio de coordinación y buen gusto, llama al centro concertado en cuestión para conocer al padre de la criatura. Carlos es, desde hace tres años, profesor de inglés, pero en este colegio también le dedica tiempo al teatro y a materias menos ortodoxas. Y este videoclip, ¿qué es: lección de inglés o actividad extraescolar? Pues tal vez, me digo, se trataba aquí de aprender algo de inglés y algo de… la vida.

Lo que está claro es que los 120 chicos y chicas de secundaria que han participado en la grabación habrán disfrutado como enanos indies. “En este colegio no somos mucho de Black Eyed Peas”, confiesa Carlos haciendo referencia al vídeo que le inspiró, y me cuenta que antes de esto ya habían usado música de The Beatles y Radiohead (ahí es nada) en sus clases. Sin embargo, lo estupendo del asunto es que la canción de Belle & Sebastian estaba en el i-Pod de uno de los alumnos, Alejandro. Qué visión esperanzadora para un servidor.

Elegido el tema musical, el alumnado del Huerta Santa Ana se fajó en una serie de ensayos previos que culminarían en una tarde y tres tomas: las que hicieron falta (“aunque ya a la segunda salió”) para grabar la elaborada coreografía que da forma a este milagro. ¿Que exagero? ¡Pero si hasta los chicos de Belle & Sebastian han dejado un comentario en YouTube!

Y lo más importante, “el vocabulario de la canción ha caído en los exámenes”. En Discóbolo no hemos tenido dudas a la hora de evaluar: sobresaliente para todos.

Bruno Padilla

Humanidades con un toque Zappa

Domingo, 13 de Junio de 2010

Los jóvenes humanistas de la UPO (Universidad Pablo de Olavide) se lanzan a la edición con vocación aventurera y presentan H (de Humanidades), un revista web que promete llegar pronto al papel. Lo celebran el próximo martes 15, a partir de las 18:00 h. en el Salón de Grados del edificio 7 de la UPO. Asimismo, proyectarán la película Alice, de Jan Svankmajer, dentro del ciclo “Del papel a la pantalla”, que gira en torno al rescate cinematográfico de clásicos de la literatura. No se lo pierdan, tiene no sé qué toque Zappa…

CARTEL H & ALICE.ok


Gocen todos… con el tampico

Miércoles, 5 de Mayo de 2010

Las siete últimas palabras de Cristo

Martes, 27 de Abril de 2010

dvd-haydn-savall - pjv copia

Las Siete Últimas Palabras de Cristo en la Cruz es la obra que el austriaco F. J. Haydn compuso por encargo de la hermandad gaditana de la Santa Cueva en 1787. Lo cierto es que el compositor, considerado ya un maestro afamado del clasicismo vienés, residía en el versallesco palacio Esterháza, a donde acudió el canónigo José Sáenz de Santamaría para hacerle esta petición. Cabe pues destacar la importancia del contacto de Haydn con la ciudad de Cádiz, que no dejó en el olvido a sus setenta años de edad: la última vez que tomó la batuta fue para dirigir esta obra guiado por la satisfacción y el orgullo de haberla compuesto.

Dirigido por Jordi Savall y editado por Alia Vox, el disco está grabado en la propia Santa Cueva y recoge tanto las imágenes de la orquesta que interpreta la obra, en una luz tenue que sugiere una profunda dimensión espiritual, como diferentes panorámicas de la bahía de Cádiz. Sin duda, es una de las mejores composiciones de Haydn, elaborada con la intención de acompañar la liturgia de la celebración del Viernes Santo y recogida en un inédito dvd que intercala comentarios explicativos de dos figuras tan renombradas como Raimon Panikkar y José Saramago. Se trata de un oratorio sin palabras que se define como una obra orquestal elaborada con la intención de recordar las últimas siete palabras de Jesucristo en la cruz. La forman un conjunto de Sonatas encabezadas por una Introduzione de carácter “maestoso y adagio” que presenta un mecanismo de alternancia entre modo menor y mayor. Estructuradas siguiendo los cánones de la “forma sonata”, las Siete Sonatas describen un ambiente solemne y suntuoso, propicio para la evocación reflexiva y para dejarse llevar por los sentidos. Y  si bien corren el riesgo de caer en una cierta monotonía, Haydn consigue dotarlas de gran variedad gracias a las indicaciones dinámicas encuadradas en los diferentes movimientos, así como a diversos mecanismos de tonalidad que alternan tanto el modo mayor como el menor. Utiliza una armonía formada por acordes que confieren el dramatismo que la escena y la situación requieren, una armonía que se esfuma en la última de las siete Sonatas para dar paso a la conclusión “Terremoto”, la única sección en tempo vivo. Con este “presto”, el autor finaliza su obra intentando representar la conmoción de la tierra al ser partícipe de la resurrección de los fieles con apertura violenta se sus tumbas, el caos en el templo y la fascinación de los soldados que vigilaban el cuerpo de Cristo y que terminan por reconocerlo como Dios verdadero.

Laura Lluch

(Recomendamos, asimismo, la reseña de Pablo J. Vayón en El martillo sin dueño)

Adiós, Chesnutt. Hola, Vic.

Viernes, 23 de Abril de 2010

Estos últimos días de lluvia, primeros y extraños días de primavera, nos hemos acordado tanto de él… Nada como escuchar North Star Deserter, por ejemplo, o alguna de esas últimas joyitas (escucha) que nos dejó Chesnutt, para acordarnos del amigo Vic.

En el número 2 de Discóbolo se publicó entonces (primavera de 2009) esta reseña, que a lo mejor el lector del pasquín recuerda:

Imagen 1

¿Qué tal un poco de langosta?

Lunes, 19 de Abril de 2010