Archivo de la categoría ‘EL UNDERGROUND FAMOSO’

King Kong (BBC 1968)

Martes, 8 de Noviembre de 2011

andre_breton_gallery_4

Algún día, este pasquín musical que igual viaja entre ondas electromagnéticas que entre fardos postales, publicará para conocimiento y solaz del discobólico lector su nutrida colección de spams: ¡no sabe el mundo lo que se pierde ocultando ese tesoro de literatura –ahora sí que sí, Breton– automática! Mascotas, secretos medicamentos, indecentes propuestas… y a veces todo ello reunido en un solo spam. Spam! Entretanto, ahí va King Kong, de Zappa y las Madres de la Invención:

Gimme some lovin’, anda

Miércoles, 27 de Julio de 2011

Hall & Petrucciani

Viernes, 22 de Julio de 2011

Nuevas aventuras de Sun Ra

Jueves, 16 de Junio de 2011

Lo mejor del año… que viene (IV)

Jueves, 14 de Abril de 2011

Gabinete Caligari _ que dios 450

Cuando comenzamos a redactar las primeras notas para una Antilista Discobólica, no podíamos siquiera imaginar que tal día como mañana encontraríamos, jugando con las pelusas bajo un butacón Luis XIV, una olvidada cinta de cassette: Que Dios reparta suerte, de Gabinete Caligari… Ay, qué modernos nos veíamos hace veinte años pronunciando palabras como cassette o walkman o yogurtera. Qué moderno se sentía uno luciendo una pulsera de cuero negro con tachuelas y qué afortunado cuando, una mañana, en el autobús del colegio, aquella punki con un puñadito de años más –pocos, pero tantos que no nos atrevíamos a mirarla allí detrás, en los últimos asientos del bus, reservado a los mayores, entre ellos mi hermano, que llevaba un tupé como el de Urrutia– le pidió prestada a quien escribe su cinta de Gabinete Caligari…

¿Que si nos la devolvió? Sí, poco antes de terminar el curso. La cinta seguirá por ahí, jugando con las pelusas bajo un butacón de estilo luis no sé cuántos, como un souvenir de nuestro amor imposible. La encontraré mañana.

A.M.C.

Otra noche en Tunisia

Sábado, 2 de Abril de 2011

Discóbolo, de la mano de los Jazz Messengers de Art Blakey (Lee Morgan, Wayne Shorter, Walter Davis Jr., Jimmy Merritt, Blakey), desea brindar su sencillo homenaje a la rebelión mediterránea. A Night in Tunisia, de Dizzy Gillespie, por los Mensajeros del Jazz (París, 1959):

La Cosa Discobólica

Murió Pinetop Perkins

Martes, 29 de Marzo de 2011

pinetop-perkins1

¿Es una venganza? ¡Sí, tú que se supones andas por ahí arriba! ¿Castigas mis palabras? En verano le escribí en esta bendita Discóbolo un “vivituario” a Pinetop Perkins, celebrando precisamente eso, que doblando la mitad de su novena década siguiera tan activo y prolífico; hace apenas veinte días decía, también por aquí: “en este Joined at the Hip no sólo hay pasado, sino sobre todo presente y, mientras Dios, o mejor, Pinetop quiera que la vida siga disfrutando de él, futuro”. ¿Tanto te dolió, que te lo tuviste que llevar? Pues sabe bien que ahora habrás de ponerte tapones en tus omniscientes oídos, porque sonará su Boogie Woogie por allí. Mr. Perkins tiene ganas de seguir tocando a diario.

Pinetop Perkins. Belzoni, Mississippi, 7/VII/1913 – Austin, Texas, 21/III/2011. Que la tierra te sea ligera.

Texto y foto: Jesús Martín Camacho

Dos caras de Puttin’ on the Ritz

Viernes, 11 de Marzo de 2011

Dedicated to Sonia Pulido and O Sister!

See you at 42nd Street!

Van de la mano. Y nos guían a nosotros

Sábado, 5 de Marzo de 2011

Joined at the hip

Pinetop Perkins & Willie “Big Eyes” Smith. Joined at the hip. Telarc. 2010.

I remember, baby, we used to walk hand in hand. Y tanto que han ido de la mano dos jovencitos de 96 y 75 años, Pinetop Perkins y Willie “Big Eyes” Smith, pianista y batería / armónica, respectivamente. Desde que coincidieran, hace ya cuarenta años, de la mano de Muddy Waters, no han dejado de tocar juntos. Una década junto al maestro del blues de Chicago y, a partir de 1981, en la Legendary Band of Blues (junto a otros dos ex-Muddy Waters: Calvin Jones y Jerry Portnoy). Desde entonces, y paralelamente a sus carreras en solitario, muchas funciones juntos como gregarios de lujo y en la reunión de la Muddy Waters Band. Así que en Joined at the hip tenemos a dos con mucho blues a las espaldas y bastantes reconocimientos; sólo un dato: “Big Eyes” Smith ha ganado el Blues Award como mejor batería desde 1996 hasta 2009 ininterrumpidamente (excepto en el 2000 y 2001) y el Blues Award al mejor pianista lleva –merecidamente- el nombre de Pinetop Perkins.

Pero, a pesar de estas cuatro décadas tocando juntos, en este Joined at the hip no sólo hay pasado, sino sobre todo presente y, mientras Dios, o mejor, Pinetop quiera que la vida siga disfrutando de él, futuro. Hacía mucho tiempo que un gigante del blues no se dedicaba a reinterpretar la historia del blues, formando ya parte de ella, sino que escribe un buen puñado de canciones originales; y eso es lo que ha hecho “Big Eyes” Smith al alimón con su hijo, batería en el disco, con ocho temas que rezuman todo el sonido del Chicago que tan bien conocen. Letras que huelen a los cincuenta en el West Side y sonidos que se amoldan a su lubricidad. Hay versiones también, por supuesto (ahí están la Feel so good, de Big Bill Broonzy, Gamblin’ blus de Melvin’ Lil’Son Jackson o el Cut that out, del imprescindible “Sonny Boy” Williamson), pero lo mejor es el apego que estos dos gigantes tienen a sus instrumentos, su fusión como si hubiesen sido esculpidos con ellos: tan unido “Big Eyes” a la armónica como el sátiro a su flauta; Pinetop ya no tiene la ligereza de antaño, pero sí la serenidad, seguridad y aplomo de unos dedos que se enraízan con las teclas como los dedos de la Dafne berniniana con las hojas en que mutan. El resto de la banda está en honor de los jefes, como figuras en el segundo plano del grupo escultórico: en John Primer y Frank Krakowski (guitarras), Bob Stroger (bajo) y Kenny Smith (batería) no hay soberbia ni sobreactuación, pero sin ellos el mármol no tendría vida. Y se la dan.

IMG_0198

El caminar de la mano del tema que abre el disco, se convierte en abrazo cuando Big Eyes y Pinetop suenan juntos; y no sólo en Grown up to be a man, pieza puro Chicago, sino sobre todo en la maravillosa reinterpretación a ritmo de góspel de Take my hand precious Lord, con un acompañamiento de bajo cálidamente muelle para el piano. Big Eyes toma la voz en casi todos los temas, respondido a ecos por Pinetop en el jazz swing de You cut it out, y protagonizando en solitario el tema más bluesero del disco –escrito irónicamente para Pinetop-, Walkin’ down the highway, y la orgullosa Take your eyes off my woman, que remeda el clásico entre los clásicos Got my mojo workin’. Toda la banda se une en You’d better slow down, boggie woogie de tintes admonitorios. Y es que en Joined at the hip nos habla la voz de la experiencia ¡y qué experiencia! ¡Y cómo lo hace!

Jesús Martín Camacho

Crumb, Joplin y… los Rolling Stones

Lunes, 21 de Febrero de 2011